Deja de quejarte

¿Formas parte de esas personas que siempre tienen alguna queja? ¿Conoces a alguien que siempre está quejándose? Pues este post es para ti. Se supone que quien se queja es porque está insatisfecho, pero la queja también puede ser parte de una estrategia (consciente o inconsciente) de autocomplacencia. Conozco personas que usan la queja paraSigue leyendo “Deja de quejarte”

Otoño productivo

El verano concluye y llega el otoño. Los días largos y soleados dan paso a otros más cortos y grises. Las temperaturas bajan y las horas de luz solar cada vez son más escasas. Además de traer paisajes ocres y días de lluvia, el otoño trae también un cambio de nuestros ritmos vitales. Con la llegadaSigue leyendo “Otoño productivo”

Yo soy optimista, ¿y tú?

OPTIMISTA (adjetivo): Que propende a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable. Siempre he pensado que el cerebro de las personas optimistas procesa y entiende la realidad de forma diferente. Nuestro cerebro es el reflejo de lo que somos, de lo que hacemos y pensamos y de como afrontamos la vida. PeroSigue leyendo “Yo soy optimista, ¿y tú?”

Filtra tus pensamientos

¿Sabías que se calcula que al día podemos tener unos 60.000 pensamientos? ¡Así es! Eso son 40 pensamientos por minuto. ¡Una barbaridad! Obviamente muchos de ellos pasan inadvertidos, pero otros vienen para quedarse y depende de cuáles sean pueden llegar a frustrarnos e incluso a desmotivarnos un poquito. ¿Qué hacer en el caso de queSigue leyendo “Filtra tus pensamientos”

El poder de ser tú.

No hay persona en el mundo que contenga tu esencia. Y ese es tu poder. De todos los seres humanos que hay en la tierra ninguno tiene tus particularidades, por tanto nadie puede aportar lo que tú aportas a este mundo. – Pero Greta, yo trabajo en una oficina y hay millones de personas queSigue leyendo “El poder de ser tú.”

¡El tiempo es oro!

Todos los días a las 7 de la mañana voy a ingresar en tu cuenta 1.440€ para que los gastes durante el día como quieras. ¡Que bien! ¿eh? Lo voy a hacer toooooodos los días. La única condición es que al final del día el dinero que no hayas gastado lo retiraré. Es decir, noSigue leyendo “¡El tiempo es oro!”